Sobre retornos e investigaciones extrañas

Primero, una aclaración de índole personal: Efectivamente, sigo vivo. Me han estado ocurriendo muchas cosas últimamente, algunas buenas y otras no tanto. Además he tenido continuos problemas con mis ordenadores. Todavía me queda por pegarle una formateada al que uso en casa.
Siento mucho no haber podido actualizar en todo este tiempo. Y de momento me temo que las contribuciones van a ser algo más breves de lo acostumbrado y también menos elaboradas. Eso sí, intentaré ir recuperando el ritmo cuanto antes.


Al grano. Está claro que hay investigaciones científicas con más utilidad que otras. La utilidad práctica o la facilidad de aplicación de un descubrimiento científico no siempre es lo que determina su importancia. Yo mismo soy un defensor a ultranza de la ciencia básica, del conocimiento independiente de su uso práctico aplicado por los seres humanos. Como dijo el físico Richard Feynman*:
“La Ciencia, como el sexo, tiene potenciales consecuencias prácticas. Pero no es por eso por lo que lo hacemos”.
Y me adhiero a esta máxima con convicción. Una actitud que, a veces, no es comprendida por la mayoría de las personas, que sólo abordan la cuestión desde un punto de vista práctico. Lo cual a mí me parece una pena.

Pero también hay quien va un paso más allá y nos sorprende con investigaciones cuyo planteamiento aparente que sólo podemos calificar de delirantes. Deberíais pasar por este enlace de Wikipedia que recopila los más sonados triunfadores en los famosos premios Ig Nobel. Se trata de un galardón que premia a las investigaciones en un principio ridículas o incluso surrealistas, o sin ninguna utilidad ni teórica ni aplicada. Estudios que, en definitiva, nos sorprenden y nos provocan una carcajada.

En la Psicología, un poco marginadilla en el ámbito científico, tampoco nos libramos de nuestra cuota de investigaciones extrañas, sorprendentes, e inverosímiles. Es más, opino que quien estudia el comportamiento de una persona tiene un campo abonado para este tipo de ideas bizarras, comparado con el geólogo que estudia un pedrusco encima de una mesa del laboratorio.
Me asusto bastante, por ejemplo, cuando leo el título de la investigación premiada en 1993:
John Mack, de la Harvard Medical School, y David Jacobs, de Temple University, visionarios mentales, "por su impresionante resultado de que la gente que cree haber sido secuestrada por los extraterrestres, probablemente lo fue, y especialmente por su importante conclusión: el motivo de las abducciones es la producción de niños".
Tiemblo.

Habrá quien se escandalice al saber que proyectos como estos son financiados, y con mucho dinero. Yo hago otra lectura. También estas investigaciones “extrañas” y sorprendentes nos pueden hacer pensar, como dice el mencionado enlace de Wikipedia. Vamos a hablarlo a continuación, a ver si os convenzo.
Podemos ver, por ejemplo, a los japoneses Watanabe et al., que enseñaron a unas palomas a diferenciar cuadros de Picasso de cuadros de Monet. ¡Ya es más de lo que pueden decir algunas personas! Cualquiera diría que es un empeño bastante idiota el de estos señores. Sin embargo, yo lo veo de otro modo: el entrenamiento en discriminación acaba dotando a las palomas de algo que podríamos llamar conceptos. Pensadlo bien: le enseñamos a la paloma un cuadro de Picasso que no ha visto anteriormente. Entonces ella clasifica el estímulo en una categoría. No es lo mismo un “cuadro-de-Picasso” que un “No-cuadro-de-Picasso”. Y lo que nos parecía una tontería acaba poniéndose interesante.

Pues esa era mi reflexión. Ahora vuelvo al curro. Hasta pronto.

PD: En otro post os cuento más investigaciones bizarras en el mundo de la psicología, que las hay a montones.

*Editado el 4 de Junio: Corrijo, a sugerencia de Oskar Pineño, la atribución de la mencionada cita. Parece que fue ocurrencia del físico Richard Feynman, y no del biólogo D. T. Armstrong.

11 comentarios:

Oskar Pineño dijo...

Una pequeña apreciación: fue el físico americano Richard Feynman (http://en.wikipedia.org/wiki/Feynman) quien dijo eso de "La Ciencia, como el sexo, tiene potenciales consecuencias prácticas. Pero no es por eso por lo que lo hacemos.".

Anónimo dijo...

Yo no pondría como TAG tonterías en este post ya que como tu mismo dices la investigación siempre es útil y nunca es una tontería.

JC dijo...

Hombre, lo de discriminar cuadros es muy diferente de lo de los alienígenas...
Vaya tela...Jajaja. ¿Dicen algo de cómo es Raticulí...? Mejor reír que llorar...
Y pensar que luego hay gente a la que no le dan beca...

Niha dijo...

¿Lo de las palomas podría tener su aplicación en Inteligencia Artificial?

Gilgamesh dijo...

Niha, seguramente así sea y haya alguien trabajando en ello. El meollo de la cuestión es que dos estímulos de categorías diferentes tienen consecuencias distintas (en un caso las respuestas son reforzadas, en el otro no). Eso es un entrenamiento en discriminación, que sirve para aprender a diferenciar bien dos estímulos.

Con este entrenamiento podemos llegar a diferenciar dos categorías aunque haya cierta variabilidad dentro de cada categoría. Distinguimos la letra A de la letra B aunque el contraste se lleve a cabo con una fuente de letra novedosa.

No estoy seguro, pero lo que subyace a esta interpretación que le estoy dando al asunto es esa idea de que las categorías (los conceptos) se definen basándose en rasgos típicos propios de esa categoría (y eso mismo ya es discutible, me parece, ya que hay otras aproximaciones posibles, pero bueno): por poner un ejemplo tonto, todos los cuadros de Picasso podrían contener el color rojo, aunque en distintos tonos (si p, entonces q).
Si no tiene color rojo, no es Picasso (si no q, entonces no p).
Si tiene un tono rojo que no he visto nunca, puede ser Picasso (si q, entonces es posible que p).
Me temo que es el ejemplo más idiota que he puesto en mi vida :-S
Pero creo que nos entendemos.
¡Un abrazo!

Viper dijo...

Buen artículo Gilgamesh!. Sí, a veces hay estudios que parecen diseñados para "blanquear" dinero...pues parecen no tener otra explicación. Lo de las palomas es así como lo cuentas y no hay más...y para extraterrestres...los creadores de dichos estudios

Un saludo del Clan!

JC dijo...

Sería divertido leer el texto ese de los marcianos, seguro que no tiene desperdicio. Pero lo que seguro que no hace gracia es lo que ha costado hacerlo.

Brainy dijo...

La pena de todo esto es que mientras se destina dinero a estas tonterías hay gente que tiene en mente cosas interesantes y se tiene que pegar con todo el mundo para tratar de conseguir financiación. Lo que no sé es quién es el encargado de evaluar la viabilidad de estos pryectos porque ese es el que realmente se merece el premio. A no ser, claro, que el dinero venga por amiguismos y demás cambalaches, algo que no me parece nada raro.
Por otro lado, está lo que comentas con respecto a la investigación básica. El contribuyente (y el político) lo que quiere son resultados a corto plazo (erl fármaco contra el SIDA, la vacuna contra la malaria, etc.) y los científicos creo que no saben bien hacer llegar el mensaje de que sin investigación básica no hay aplicada. Cuando hablo de mi trabajo en el laboratorio siempre me preguntan ¿y eso qué utilidad tiene? Y te vuelves loco intentando explicar que se trata de conocimiento necesario para que luego otros diseñen fármacos (y ya de paso se llenen los bolsillos).

Voooo-Girl dijo...

"el motivo de las abducciones es la producción de niños".

jajajajajajajjjajajajajajaja
me meo, con perdón..

he llegado a este blog mediante la busqueda en google sobre "realismo depresivo". Soy estudiante de universidad en el país vasco, estoy en primero todavía como kien dice.. y no tengo mucha idea de nada, pero intuyo que este blog me va a gustar/interesar, además me has caído bien!!!!

Así que seguiré visitandote..
un saludo!!! :)

JC dijo...

¿que estudias Vooo-girl si no es mucha indiscrección preguntar?

JC dijo...

Por cierto han escrito un artículo interesante sobre la situación de la psicología en Mexico

http://conductaprendida.blogspot.com/