Contra las adicciones, ¡Vacúnate!

Desde la psicología se trabaja en muchas ocasiones el tema de las adicciones. Y es que los problemas que causan las drogas, son fuente de estudio para neuropsicólogos y psicólogos sociales.
Aunque puede que otra buena forma de solución para las adicciones llegue de la mano de otras disciplinas. Un colaborador de Museo de la Ciencia es bioquímico e investigador en el campo de las vacunas, y ha escrito un post muy interesante sobre las adicciones. Como pienso que este tema puede ser de interés para los lectores de este blog, os dejo con esta estupenda explicación que nos hace sonicando sobre el asunto.

Contra las adicciones, ¡Vacúnate!

El título de esta entrada podría ser un cartel futuro, presente en un ambulatorio cualquiera. Igualito a los que inundan nuestros centros de salud cuando comienza la campaña de la gripe. Un cartel por el que muchas personas están luchando, para que cuanto antes existan vacunas para luchar contra ciertas adicciones.

Y el astuto lector se preguntará ¿qué tendrá que ver la profilaxis con drogas?¿que puede hacer una aproximación vacunal para frenar una adicción? ¿sonicando se ha vuelto loco y ha empezado a mezclar la velocidad con el tocino?

Os pido un voto de confianza, que lo bueno, no ha hecho más que empezar…

Sabemos que cuando un agente extraño penetra en nuestro organismo, es suceptible de que el sistema inmune lo detecte y lo elimine. Pero la mayoría de las drogas son demasiado pequeñas para ser reconocidas y pasan desapercibidas. Además, llegan en muy poco tiempo a los receptores neuronales que eficientemente desbaratan. Pero como siempre, alguien se empeñó en diseñar estrategias que solventaran los problemas. Alguien quería una vacuna y puso todo lo que pudo sobre la mesa, para intentar lograrlo.

En Little Rock, en la University of Arkansas for Medical Sciences, Michael Owens está intentando cambiar la terapia frente adicciones, luchando por el desarrollo de una vacuna frente a la metaanfetamina. Una vacuna que haga que en un futuro se pueda “enseñar” al sistema inmune a luchar frente a las drogas, bloqueándolas, de forma que tras consumir una dosis de una determinada droga, no sintamos NADA.


Michael Owens recibiendo una condecoración.

Sería una vacuna frente al SUBIDÓN, una vacuna que haría que drogarse fuera un acto completamente inútil.

Aunque la estrategia sea noticia esta semana, la idea de usar el sistema inmune para combatir la adicción a ciertas drogas no es nueva. En 1974 en la University of Chicago se consiguió que macacos inmunizados con un compuesto similar a la morfina, disminuyeran el interés de auto-administrarse heroína (1) y el mismo Owens, en 1985, siguió una aproximaciónque le permitió generar anticuerpos que bloqueaban el PCP en cabras (2).

Aun así, se pueden contar con los dedos de las manos las vacunas contra adicciones que están en desarrollo y por supuesto, casi todos los ensayos aún permanecen en modelos animales (salvo un par de ellas, contra la nicotina y cocaína en humanos)

La nicotina es la diana de múltiples farmacéuticas. Novartis ya desarrolla su vacuna, aunque por ahora Nic Vax de Nabi Biopharmaceuticals sólo ha conseguido un 30% de efectividad ( referida a conseguir un número de anticuerpos que produjeran una disminución en el hábito de los enfermos).

Y es que si en las vacunas corrientes luchamos contra una variación enorme entre los sistemas inmunológicos de los distintos pacientes, en este tipo de vacunas tendríamos que añadir la variación psicológica entre pacientes.


Celtic Pharma también tiene dos candidatos, TA-NIC (frente a la nicotina) y TA-CD (frente a la cocaína). La segunda ya ha conseguido anticuerpos suficientes (durante 13 semanas) como para que un consumidor no note nada tras reincidir en su hábito.

Pero todavía no hemos entrado en detalle, ¿como conseguimos producir anticuerpos frente a moléculas pequeñas? La respuesta rápida: Uniéndolas a cosas grandes.

El grupo de Michael Owens empezó con una proteína enorme presente en la sangre de vaca, a la que unieron múltiples moléculas de metanfetamina, usando para pegarlas cadenas de 6 átomos de carbono. Así, generaron un antígeno monstruosamente grande que lo tiene difícil para pasar desapercibido al entrar en nuestro organismo.

Ahora sólo queda que un macrófago detecte la proteína, la fagocite y la presente a los linfocitos. De entre todos los pedazos a los que reducirá a la proteína antes de presentarla, algunos fragmentos serán poco más grandes que la metanfetamina, generándose anticuerpos frente a dicha molécula. Parte de dichos linfocitos se quedarán como linfocitos B de memoria y permanecerán alerta frente a la droga durante mucho tiempo en el organismo.

El gran trabajo desarrollado por Owens es el diseño fino de lo que acabo de contar, cómo optimizar todo el procedimiento para conseguir el mayor número de anticuerpos (lo que se llama título de anticuerpos) y la mayor memoria posible.

Otra estrategia que han probado es desarrollar anticuerpos monoclonales específicos frente a la metanfetamina, purificarlos e inocularlos a pacientes. Pero claro, necesitaríamos casi la misma dosis de anticuerpo que de droga (igual menos) y los pacientes podrían incrementar la dosis tras el bloqueo para sentir lo mismo (aunque Paul Pentel, investigador del proyecto NicVax de la University of Minnesota dice que en modelos animales estas “compensaciones de dosis” no se observan)

Aun así, una dosis de droga puede ser de gramos, y sintetizar tal cantidad de anticuerpos sería carísimo, para una única dosis.

Como véis no se me había ido la olla, y una vez más vemos estrategias inteligentes en el mundo de la biología molecular, con el objetivo de desarrollar soluciones para nuestros grandes males. Ahora quedan muchas cuestiones éticas en el aire y es que si se consigue el objetivo que hoy nos ocupa, muchas personas podrían optar por vacunar a sus hijos, o el estado podría tomar la opción de legislar la vacunación contra las drogas como una solución. El debate está abierto.

Artículo original escrito por Sonicando aquí.


8 comentarios:

Javier Chacón dijo...

Es interesante, pero desde luego creo que sólo funcionaría antes de haber tenido el contacto con la droga, porque si no se llenaría de sobredosis el panorama (aunque no tuviera el subidón, imagino que conservaría algo de toxicidad, ¿no?).

Por supuesto, además está el aspecto psicológico como bien dices, aunque la nicotina no funcionara, el adicto seguiría fumando pero aún así tendría mono. Si le sumamos el aspecto social, contextual...

También sería una pena perder el valor terapéutico de algunas drogas, por ejemplo, la morfina. Dejaría de poder usarse en gente con dolores muy fuertes o terminales.

Y además, seguro que aumentarían las adicciones a cosas no tóxicas, porque claro, no vamos a hacer una vacuna para evitar adicción a la comida, adicción al ordenador, adicción al sexo, adicción a... a... ¿hay algo que no pueda crear adicción? El TOC no deja de ser una adicción (al orden, la limpieza...)

Pero aún así es una gran idea para desarrollar, aunque no neutralizara el problema seguramente sí lo disminuiría considerablemente.

Héctor dijo...

Supongo que es mejor que conteste el autor del artículo a la mayoría de las cuestiones. Solamente un par de puntualizaciones...que creo que habría que comentar.

"Y además, seguro que aumentarían las adicciones a cosas no tóxicas, porque claro, no vamos a hacer una vacuna para evitar adicción a la comida, adicción al ordenador, adicción al sexo, adicción a... a... ¿hay algo que no pueda crear adicción? El TOC no deja de ser una adicción (al orden, la limpieza...)"

Por lo que tengo entendido una adicción en sentido técnico hace referencia necesariamente a adicciones químicas. Puede que pueda confundir la definición del RAE al respecto. Sin embargo, para conocer lo que es una adicción desde el punto de vista técnico, podemos acudir a este artículo de Helena Matute. La clasificación técnica tiene importancia porque está relacionada con la solución que se puede tomar frente al problema y refleja la naturaleza del mismo. De ahí yo creo la confusión.

"Y además, seguro que aumentarían las adicciones a cosas no tóxicas"

Por otra parte, aunque algo se considere que no es tóxico, sí que puede provocar adicción química.

Javier Chacón dijo...

Sí, entiendo ese punto y creo que no lo he contradicho. Me explico mejor.

A lo que me refería es que la adicción a las drogas tiene un componente químico externo y otro interno. En el caso de otras adicciones, la adicción es sólo química interna, pero como se puede ver es suficiente para mantener una adicción y puede tener también consecuencias negativas.

Por tanto, con este sistema, se elimina un componente, que desde luego le quitará el atractivo a la droga para los que aún no la hayan probado, pero no será suficiente para los que ya son adictos. La mayor parte de la adicción al tabaco no es cosa de la nicotina.

Mi suposición de que aumentara en las no tóxicas (que no no-químicas, lo sé) es un poco suponiendo que habrá gente cuyas circunstancias le hayan llevado a ser adicta a la droga, y que si esta adicción no pudiera aparecer pero necesitaran evadirse por otras formas acabarían quizás siendo adictas a esas otras actividades.

Cain Uriel dijo...

Estas medidas no funcionan, de la misma forma que no han funcionado las medidas anti-alcoholicas con los medicamentos con el efecto antabus, como el disulfiram.

sugerir encima vacunaciónes a los niños o legisladas por los gobiernos no ayudan en modo alguno al verdadero problema de las drogas, el narcotráfico, no el consumo de drogas, que ha sido algo practicado por los seres humanos desde el comienzo de los tiempos.

Dejá vù dijo...

Aberrante, especialmente cuando el gobierno empieza a vacunar indiscriminadamente a quien no lo desea.

Pobres cabras, pobres macacos...

Libertad cognitiva para todos los seres vivos!

>*arcangel*< dijo...

AISSSSSS, LLEVO MAS DE DOS ORAS BUSCANDO UN LIBRO PARA EDUCAR A LOS NIÑOS EN EL CONDICIONAMIENTO CLASICO,Y E ENCONTRADO TU ARTICULO!!!!!
GRACIASSSSS
te explico un poco, estudio sikologia y mi tia me a pedido ke le buske algun libro para educar a sus bichos de 3 y 5 años con algo de sikologia para tb entenderlos a ellos, y me gustaria ke los educara como izo Pavlov, pues me parece una manera muy correcta de educar a cualkier niño/persona...
me gustaria saber si me puedes decir si el articulo lo as sacado de algun libro o si conoces de algun libro ke me pueda ayudar...

graciasss y muy bueno el articulo, me lo e copiado por si no encuentro lo k busco, espero k no te importe!!;)

Javier Chacón dijo...

No sé lo que dirá el autor del blog, pero yo no criaría niños al estilo Pavloviano, es demasiado simplista y así no se puede conseguir tanto como por ejemplo sí se pude con el condicionamiento operante de Skinner.

Para entender el desarrollo mucho mejor Piaget, Vigostsky y Bruner, aunque obviamente Skinner se puede aplicar siempre, pero para el aprendizaje como construcción de conocimientos mejor esos tres.

sonicando.com dijo...

Buenas a todos, como prometí a Héctor por aquí me paso para ver lo que habéis comentado (siento la tardanza, pero estoy hasta arriba).

Entiendo el escepticismo y sobre todo el grito en el cielo del recorte de libertades que supondría inducir profilaxis a sustancias.

Entiendo también que creáis que no vaya a funcionar, y que no es la solución.

Lo que espero que hayáis entendido es que hay otras aproximaciones muy distintas a las habituales, y que prometen. En su momento escribí el artículo por eso, por lo curioso, no porque crea que es la solución.

Un Saludo a todos ¡¡