Causal reasoning in crows?

He leido hace poco un artículo de Clayton y Dickinson sobre el ya famoso paper de Blaisdell et al. (2006) "Causal reasoning in rats". Los autores se plantean hasta que punto las ratas de Blaisdell poseen conocimiento causal específico de dominiio (como los humanos), conocimiento necesario en la comprensión de los mecanismo implicados en las relaciones causales que aprenden. Argumento que supongo haría sonreír a autores como Ahn, que llevan defendiendo desde hace muchos años que aprender una relación causal está más relacionado con la comprensión de los mecanismos implicados que con la percepción de ciertos patrones estadísticos.
Por cierto, un tipo de cuervo (New Caledonian crow) es el animalito al que mejor se le da esto de comprender los mecanismos causales, incluso mejor que los primates superiores.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Una interrogante no relacionda al presente tema, ¿los mecanismos de defensa desarrollados por A. Freud son un vil timo o tiene algo de verdad?

Anónimo dijo...

Podrían tener algo de verdad desde mi punto de vista. Por ejemplo, personas privadas de comida centran como tema de conversación en cosas relacionadas con la comida, escriben sobre comida o pintan bodegones. La sublimación "o algo parecido" podría darse teoricamente. Al igual que otros. Ahora otra cosa es que se cumplan tal y como lo proponía Freud y que "todos" los mecanismos de defensa tengan correspondencia con la realidad empírica.

Gilgamesh dijo...

Aunque agradezco todos los comentarios de todos los visitantes de Psicoteca, también lamento que al final esto se convierta en un debate que gire perpetuamente en torno al psicoanálisis. El psicoanálisis NO es psicología.
Hay temas muy interesantes en la psicología, y parece que nadie quiere hablar sobre ellos y prefiere darle vueltas a los mismos rollos de hace un siglo.
No será porque no proponemos temas. Hacedme caso, dadle una oportunidad a la psicología de verdad.

Gilgamesh dijo...

Ah, por cierto, señor Luque: El artículo es de pago :-/
Pero gracias por la contribución, creo que voy a mirar por ahí...
Un saludo.

DLuque dijo...

¡Pues es cierto! Con la IP de la UB entraba sin problemas, pero ahora que estoy en la UMA no puedo tener acceso al paper. Una razón más para no publicar en Nature Neuroscience jejeje ;-)

Oskar Pineño dijo...

Yo, de hecho, tenía uno aceptado ahi... pero, en cuanto supe de este problema, les pedí amablemente que lo retiraran. :D

Anónimo dijo...

Tomando a pecho la invitación de Gilgamesh traigo nuevamente a colación una pregunta que hice anteriormente pero de la cual no recibí respuesta, hela aquí:

Me nace otra pregunta súbica a partir de tu penultima declaración, ¿qué o quien es lo que no encuentra la información? Es decir, ¿quien o qué la busca?

La línea de la cual nació se puede encontrar en el post, La vuelta a Sepex (creo).

Saludos.

DLuque dijo...

Estimado anónimo:
Creo que tu pregunta es del tipo que, o se responde en pocas palabras o en muchas páginas ;-).Voy a probar con las pocas palabras: no hay ningún humúnculo que busque físicamente nada. Piensa en tu ordenador como una metáfora de tu cerebro: alguna red de neuronas pondrá en marcha un algoritmo muy complejo y basado, probablemente, en la comparación de una información de partida con la ya existente. El modo concreto en que este algoritmo funciona es ya otro cantar (¿propagación de la activación, tipo asociativo?)
No se si he respondido a tu pregunta, pero vaya parrafo enrevesado que he escrito.