Magufo a la brasa

Supongo que os sonará el hecho de que hay gente que camina sobre brasas. Cada vez más se usan este tipo de experiencias además como reclamo en seminarios de motivación personal.


Aunque por lo que he podido ver en muchas ocasiones no se vende dicha experiencia como algo místico y sobrenatural, sino como algo simbólico, que representa el logro de las metas (o algo así). Sin embargo sí hay quien cree que con su “poder mental” puede conseguir caminar sobre brasas sin quemarse. Sí, y por lo visto esta gente argumenta cosas como que cambia la estructura de su cuerpo o que una capa de energía los protege.
Y es cierto que son capaces de pasar por encima de brasas sin quemarse, pero la distancia que caminan es muy corta. Por lo tanto, la ciencia da una explicación alternativa al hecho de que consigan pasar sobre brasas sin quemarse, y es que en tan poca distancia no están los pies en contacto con las brasas lo suficiente.
Sin embargo los que se denominan a sí mismos como “profesionales de esto”, por llamarlo de algún modo, dicen que no depende de la longitud de las brasas y que protegidos con su poder mental, pueden andar la distancia que haga falta.
El psicólogo Richard Wiseman puso a prueba dichas afirmaciones con un sencillo experimento que consistía en alargar las brasas e invitar a profesionales para que pusieran a prueba sus supuestas habilidades. Lo mejor es que el resultado lo podemos ver en vídeo, está en inglés, pero se entiende bastante bien aunque uno no sepa nada de inglés (así que no lo dejéis de ver por eso). Lo más interesante viene al final del vídeo, que es la prueba propiamente dicha.

Fuente imagen

Encontré el vídeo aquí

Edito: He encontrado este otro vídeo con un fragmento de los "Cazadores de Mitos", donde llevan a la práctica un experimento similar. Es diferente del de Wiseman, y lo complementa perfectamente.




17 comentarios:

Eugenio Manuel dijo...

Muy chulo, otra superchería que arde en las brasas de tus letras.

Gilgamesh dijo...

¡Qué divertido!
Realmente, creo que la explicación está en que las brasas no son buenas conductoras de calor. Por eso, aunque estén muy calientes, no transmiten el calor a otros cuerpos muy rápidamente. Y esa es la razón de que la gente camine sobre las brasas y no sobre metal caliente, por ejemplo ;-)

Héctor dijo...

Eso es Fernando, lo comentan en el vídeo ;)

Es gracioso ver cómo salen corriendo de las brasas, entran todo decididos y salen a corriendo. Sólo les falta decir..."uy, ai, uy, que me quemo". Jajajaja.

Aunque bueno, creo que no fue tan gracioso realmente, en el libro de Richard Wiseman creo haber leído que esta experiencia les causó quemaduras de segundo grado. ¡Como pa no salir corriendo!

Héctor dijo...

Eugenio: Gracias, y que no sea la última.

Manager dijo...

Hola. Actualmente soy psicólogo, digamos que científico. En 1999, cuando estaba en paro, trabajaba para Tecnocasa. Nos contrataron a un especialista en Programación neuro lingüística. Nos llevaron a un sitio para motivarnos para vender, diciendo que si podíamos pasar por las brasas podíamos hacer cualquier cosa. Fue un experimento emocional; yo pasé por las brasas sin quemarme. Fue una experiencia única. Muchos compañeros no siguieron las directrices del profesor y se quemaron. Para opinar sobre cualquier cosa, lo primero es vivirlo.

Gilgamesh dijo...

Manager:
Nada más lejos de mi intención que ridiculizar o poner en duda tus experiencias emocionales, pero lo que dices es científicamente irrelevante, y por lo tanto no sirve como argumento en una discusión científica. Te cuento por qué:
1) La programación neurolingüística es una pseudociencia. No es ciencia.
2) "... yo pasé por las brasas sin quemarme". Ya hemos visto cómo eso no sólo no contradice ninguna ley física de este mundo, sino que además no es nada fuera de lo común. Las brasas están calientes pero son un mal transmisor del calor, por lo tanto, si tu contacto con ellas es breve, lo más normal y predecible y mundano y trivial es, precisamente, que vas a salir indemne.
Por lo tanto, eso de que "fue una experiencia única" puede ser comprensible y cierto desde tu punto de vista emocional y vital, pero anodino e irrelevante para la ciencia. No hay misterio en ello.
3) "Muchos compañeros no siguieron las directrices del profesor y se quemaron". Imagino que dichas directrices incluyeron cosas como no demorarse ni detenerse al pasar sobre las brasas, y también, por cierto, pisar con decisión, de golpe, con la planta del pie paralela al suelo: así se forma una "cápsula" de aire atrapado entre el pie y las brasas, ralentizando todavía más el efecto abrasador. Apuesto a que nadie puede caminar sobre las brasas de puntillas, por ejemplo. Es perfectamente normal y predecible desde las leyes científicas. Nada sorprendente ni misterioso.
4) Para opinar sobre cualquier cosa, lo primero es vivirlo. En este punto sí que discrepo a voz en grito hasta quedarme ronco. Piensa en ti mismo: ¿Acaso sólo tienes opinión de los temas que has vivido directamente? ¿Y si quiero opinar sobre la gripe porcina primero tengo que contraerla, a ver qué se siente?
Es un argumento que no se sostiene, y casi siempre va dirigido, simplemente, a acallar la voz del que pueda opinar diferente.

Héctor dijo...

Manager

Ha respondido perfectamente Fernando, así que poco más tengo que añadir. Respeto tu experiencia, pero el hecho de alguien pueda pasar sobre brasas no se debe a "sus poderes mentales", sino que tiene una explicación física.

Alejandro dijo...

Es interesante ver en el video de Los Cazadores de Mitos que Kary, Grant y Tori conocían la técnica para cruzar por las brasas y sabían que no se iban a quemar, pero Adam que no tenía ningún conocimiento terminó quemandose.

Anónimo dijo...

El que no qumen inmediatamente se debe a DOS razones. La baja conductividad térmica del carbón vegetal y su bajo calor específico. La temperatura de la superficie del trozo de carbón disminuye muy rápido al tocarlo y el calor del interior tarda en llegar a la superficie.

Estando con Gilgamesh, su argumentación no me parece correcta en puntos fundamentales.

El punto cuatro es el más resbaladizo. Podemos hablar con certeza y certidumbre de cosas a de las que tenemos conocimiento, venga este de donde venga, sea por experiencia directa o compartida. Sin embargo, el que vive una experiencia directa puede exigir con toda la razón un, digamos, plus a su testimonio.

Veamos. La réplica adecuada en el punto cuatro no es la que da Gilgamesh. En este caso no es relevante. Lo relevante es que lo que dice Gilgamesh en la ENTRADA NO contradice en absoluto lo que relata Manager. A Manager se lo desmiente en esto de "opinar con lo vivido" con sus propias palabras: "no hay nada en lo dicho que esté en contradicción con lo que dices tú" "no quemarse requiere de una cierta destreza y ciertas condiciones, SEAS O NO CONSCIENTE de ellas y en lo que relatas, estas se dan: paseo rápido y seguir las instrucciones sobre el mismo modo de pasear del que lleva el evento" "que las instrucciones las diera con palabras sugerentes es irrelevante, las imágenes mentales y las hipérboles son una técnica corriente en la comunicación humana."

En fin, es un matiz filosófico-pedagógico. Digo yo...

Héctor dijo...

“El punto cuatro es el más resbaladizo. Podemos hablar con certeza y certidumbre de cosas a de las que tenemos conocimiento, venga este de donde venga, sea por experiencia directa o compartida. Sin embargo, el que vive una experiencia directa puede exigir con toda la razón un, digamos, plus a su testimonio.”

Estoy de acuerdo y no. Lo que se nos ha dicho exactamente es que no se puede opinar sin haberlo vivido. Lo que no se nos puede pedir a los demás es que nos callemos la boca y no opinemos. Podemos estar equivocados, pero yo creo que podemos dar una opinión que puede ser interesante, ¿o no?

Por otra parte, haber vivido una experiencia te da un plus sí y no. A veces es al contrario. En muchas ocasiones hemos visto a personas que aseguran haber visto fantasmas (11% de los americanos), o sin irnos a cosas tan radicalmente diferentes, podemos fijarnos en las personas que desarrollan ilusión de control (y de esto Fernando sabe un rato), asegurarán que fueron capaces de controlar un evento después de haberlo vivido. Los testimonios de personas que aseguran haber sido curados por una pseudoterapia son otro ejemplo claro del poder persuasivo que puede tener en ocasiones una experiencia directa.

Una cosa es clara, en muchas ocasiones una experiencia personal puede ser muy persuasiva aunque no necesariamente tengamos certeza realmente por ello de qué es exactamente lo que ocurre en dicha experiencia. Por algo existe el método científico…

A mí las experiencias hechas por los cazadores de mitos y por Richard Wiseman me parecen mucho más ilustrativas que un testimonio que por otra parte no contradice a lo que se ha dicho si lo pensamos detenidamente.

Lo que defendemos en esta entrada es precisamente que no es ningún tipo de poder mental lo que lleva a que alguien pueda pasar las brasas (y es que hay gente que cree estas cosas), sino la física y la formación en la técnica. Viendo los dos vídeos comentados uno puede hacerse una idea bastante clara sobre lo que se quería señalar en la entrada.
Ello no quita que alguien quiera y pueda vivir esta experiencia de modo simbólico. Pero no lo hace por tener “poderes mentales”.

Héctor dijo...

Por cierto, gracias a todos los que han intentado completar la explicación del fenómeno, que siempre es de agradecer. He intentado simplificar mucho la explicación, que completada con los vídeos nos hace hacernos una idea de los motivos de que la gente no se queme. Pero ya que se le dan tantas vueltas a esto, me doy cuenta de que igual debería haber profundizado un poco más en la misma.

Es cierto que depende del calor en relación al volumen de las brasas como bien comentas anónimo, aunque también de la del pie, ya que la capacidad del pie de almacenar calor por unidad de volumen es mayor que la de las brasas.

Por otra parte como bien comentas, otra clave está en la conductividad de las brasas que es bastante mala. El tiempo evidentemente es un factor tb importante, como hemos podido comprobar en el experimento de Wiseman, y es la clave para echar por tierra en este caso las hipótesis paranormales, esa es la razón de que me centrara en este punto.

Otro factor es el aislamiento. Aquí entrarían, los callos de los pies, cómo de curtida esté la piel, o por ejemplo la humedad de la misma.

Además la incandescencia de la brasa es momentáneamente interrumpida al caminar sobre la misma, ya que le quitamos el oxígeno. La explicación es algo más complicada de lo que conté en la entrada, mi culpa.

El efecto “ampolla” o burbuja que creo que se ha comentado no tiene gran importancia en el caso de las brasas por lo que tengo entendido. Aunque este aspecto me cuesta entenderlo, supongo que habría que preguntar a algún físico. ¿Eugenio, sigues por ahí?

Héctor dijo...

Tb parece importante la técnica de pisado...

Gilgamesh dijo...

Anónimo:
Puede que tengas razón, pero no comparto tu punto de vista.
Dices:
[Anónimo]
...el que vive una experiencia directa puede exigir con toda la razón un, digamos, plus a su testimonio[Gilgamesh]
Para nada estoy de acuerdo. Hay buenas y malas razones para otorgar credibilidad a una opinión.
Las mejores razones son los argumentos objetivables independientes de la fuente, de quien habla. Éste es el caso típico en ciencia, donde no existe el argumento de autoridad. Si los datos apoyan tu posición, entonces no me importa si has ganado el Nobel o estás recién licenciado. La fuente es irrelevante.
Sin embargo, la experiencia directa del fenómeno no sólo no me parece digno de otorgar "un plus" de credibilidad, como pides, sino que a veces me lleva al punto contrario, a poner en cuarentena esa opinión. A menos que venga acompañada de datos y argumentos (y entonces daría igual quién hablase, como acabo de decir). Muy a menudo, la persona menos indicada para hablar en un asunto es quien lo ha vivido de cerca. Ya sabes, todo eso de la neutralidad, objetividad, y no ser juez y parte.
Imagina que tengo que evaluar si la astrología funciona o no. Obviamente, cogeré con pinzas la opinión que tiene al respecto el astrólogo que se gana la vida con ello, y buscaré evidencia de otro tipo, y en otro lado.

[Anónimo]
...lo que dice Gilgamesh en la ENTRADA NO contradice en absoluto lo que relata Manager.[Gilgamesh]
De acuerdo en lo fundamental de esta frase. Sin embargo, me pareció ver en el mensaje de Manager más de lo que objetivamente ha escrito, y puede que sea un prejuicio mío. Pero tengo la sensación de que su mensaje iba dirigido precisamente a sugerir que puede haber "algo más" que leyes físicas convencionales en juego en este tema (pensamiento "positivo", "poder mental", y todas esas palabrejas que los instructores de RRHH tienden a emplear, y más si vienen de la PNL). Y ahí sí que estoy en total desacuerdo. El "pensamiento positivo" no va a evitar que te quemes... será otra cosa la que lo haga.
Que la actitud decidida, segura y resuelta, inducida por el instructor, conduzca a o facilite una serie de condiciones que retrasan la quemadura (caminar rápido, sin dudar, colocar los pies de determinada manera) no quiere decir que dicha actitud sea la causa de que no te quemes. Podrías estar muy deprimido y ser un inseguro, y aún así seguir los pasos en la forma correcta y evitar quemarte. Son los pies, no la cabeza, y desde luego nada más abstracto y new age que eso.
Que Manager afirme que caminar sobre las brasas "es una experiencia única" sólo se le puede aplicar, en rigor, a él. Entiendo que emocionalmente sea una revolución, y con la descarga de adrenalina, y esas cosas, pero desde el punto de vista científico, que es lo que se nos aplica a TODOS, es una experiencia trivial, porque lo normal es no quemarte si has cumplido determinadas condiciones. Además, añado que me parece ponerte en peligro de manera muy tonta, pero ahí no me meto, allá cada uno.

Sophie dijo...

Jeje, eso completa la experiencia de Eugenio como faquir xD
Me hace mucha gracia lo que llamo "argumento de experiencia" en el que alguien afirma que como no has vivido una determinada experiencia (pero él/ella sí), pues no tienes derecho a opinar (curiosamente, suele ocurrir cuando opinas en contra). Yo no he caminado sobre brasas, pero las explicaciones que he leído, completamente científicas, plausibles y lógica, me convencen para poder afirmar que "tiene truco".

Héctor dijo...

"Jeje, eso completa la experiencia de Eugenio como faquir xD"

Precisamente vamos los dos a hacer una entrada con esto y con lo de la cama de clavos para el Museo(juntando ambas cosas en una entrada), Sophie :)

derrotado dijo...

Buenas,

Todo un clasico de los magufos eso de "Como no lo has vivido, no puedes opinar".

Por esa regla de tres, como yo nunca he consumido heroina, no puedo opinar negativamente sobre ella o sobre la adiccion. O como nunca he torturado a nadie o sido torturado, no puedo opinar sobre ese tema. Ese argumento es obviamente ridiculo.

En fin. Saludos.

Anónimo dijo...

All pizza places of USA http://pizza-us.com/california/San%20Francisco/Arinell%20Pizza%20Inc/94110/

Find your best pizza.